Debe ser más fácil si lo hacen en equipo.  La verdad es que nada que valga la pena es fácil.  Tal vez igual que yo, ustedes se casaron muy enamorados pensando en todo lo bueno que traería el futuro.   Justo en este momento empezó la educación financiera.  Nosotros nos casamos en la casa de mi suegra y luego en un centro de eventos intimo.  Así que no nos endeudamos tanto con los lujos de una boda grande.  Si no es así y ustedes están pagando el matrimonio, entonces es importante tener un plan de pago.  Programar el futuro con un plan de emergencia es clave también.

Nosotros viajamos a los Estado Unidos poco después de nuestro matrimonio.  Tuvimos mucha suerte de tener el apoyo familiar que ayudo mucho con los gastos al principio.  De inmediato hicimos un presupuesto que contenía todos los ingresos, gastos y deudas.  Siempre hablamos en pareja de las finanzas.  Aun que uno tiene mas responsabilidad en este rumbo es esencial que los dos sepan lo que sucede con las finanzas.  Revisen bien en pareja la chequera y el presupuesto cada fin de semana.  Normalmente es suficiente sentarse juntos en la mesa del comedor por una hora en la tarde el día domingo. 

Cuando vino nuestro primer hijo mi esposa dejo de trabajar por un tiempo.  Durante este periodo fue necesario compartir el dinero que entraba.  Una manera buena de mantener transparencia y equidad es abrir una cuenta para cada miembro de la familia.  De cada cheque algo del dinero puede ser transferido a cada cuenta.  Cuando cada persona tiene algo de la responsabilidad por el bienestar de la familia y libertad de hacer decisiones financieras todos van aprendiendo de finanzas.  Hasta los niños deben tener una cuenta de ahorros.  Los niños pueden juntar dinero dentro de una alcancía para comprar un juguete y en el banco para su educación.

Si la economía sigue parpadeando y no hay trabajos, tenemos que ser más creativos.  Hay muchas oportunidades de hacer negocios directos con amigos y familia.  En este ambiente de las redes sociales, siempre existe la posibilidad de conectar ofertas con demanda.  Puede ser tan fácil de ofrecer los juguetes y ropa usada de los niños en una venta de garaje o por internet.  Mi esposa combinó su afán por la moda y su habilidad de hacer negocios para abrir una empresa pequeña.  De esta manera ella puede estar con los niños y trabajar las horas que yo estoy en la casa evitando pagar una niñera.  Y por supuesto yo soy su contador.  Deben trabajar en equipo siempre pensando en las metas financieras de la familia y cortando gastos donde posible. 

Mientras la familia crece de una pareja a una casa llena tiene que adaptarse.  Nosotros buscamos libros y videos de la biblioteca para los niños y disfrutamos de actividades gratis como paseos en el parque.  Tal vez también en hacer la vida mejor para los niños se junta algo de deuda.  En este caso es clave tener un plan de saldar la deuda.   Es importante saldar toda la deuda de tarjetas de crédito en un mes para evitar interés, y esto puede ser fácil con las compras chicas.  Pero si uno tiene que viajar fuera del país o pasar una emergencia usando las tarjetas, los balances pueden pasar la cantidad de sus ahorros.  En esta situación debe pagar por lo menos el pago mínimo para mantener un buen puntaje de crédito.  Sin embargo, pagando solo el mínimo puede costar mucho interés.  En vez de seguir utilizando las tarjetas puede tomar una oportunidad de hablar con un consejero de GreenPath.  El consejero puede discutir con usted el presupuesto y un plan de acción.  Nosotros ofrecemos un plan de manejo de deudas en que ustedes pueden pagar todas las deudas de un pago cómodo.  Así ustedes pueden concentrarse en las necesidades de la familia con confianza de tener un socio profesional.  En el fondo  no podemos siempre predecir el futuro pero si podemos mantener buenas comunicaciones, ideas positivas y aprovechar de todos los recursos disponibles para hacer más fuerte la familia cada día.

Spanish