fbpx
Search

Sobrevivimos a las festividades (Surviving the Holidays) – The San Fernando (CA) Valley Sun

  • November 25, 2015
  • By: Greenpath Financial Wellness

San-Fernando-Valley-Sun-espanol

(Editor’s note: The information below from Katie Bossler is based on a recent news release on preparing for the holiday season, watching for sales, don’t overspend or over-buy…)

Sobrevivimos las festividades al reflexionar sobre nuestras bendiciones con una abundancia de comida en torno a un pavo como parte central de una gran fiesta. Es esa época del año, el tradicional Día de Acción de Gracias, una celebración de “Gracias” rodeada de familiares y amigos.

Este feriado tradicional y nacional conmemora la cena realizada en el otoño de 1621 cuando los Peregrinos y los Indios Nativos Americanos – los Wampanoag—celebraron una cosecha exitosa en su primer año en tierras estadounidenses.

Aunque los recuentos históricos difieren y hasta han sido controversiales, como el caso del activista Nativo Americano Russel Means que años antes de su muerte lanzó pintura roja en Plymouth Rock (lugar donde desembarcaron los Peregrinos), el feriado continúa siendo una tradicional únicamente estadounidense y muy arraigada entre los nuevos migrantes que llegan a estas tierras.

El ‘Thanksgiving’ también marca el comienzo de la temporada navideña y uno de los periodos más estresantes ya que la gente intenta emular la imagen perfecta que perpetúan los medios de comunicación de una familia modelo y una celebración perfecta. Este puede ser un feriado muy ocupado para toda la familia.

Hay que cocinar y asegurarse que la casa esté limpie y que se vea de lo mejor para dar la bienvenida a las visitas. Luego vienen las compras. Si usted se levanta temprano para ir a las especiales del “Viernes Negro”, no sólo estará desvelada, sino que estará peleando en todo el camino, junto con cientos de otras personas en la misma situación.

Las cosas no son más fáciles si va de viaje. Primero hay que empacar. Luego vienen las carreteras asestadas de miles de conductores. El Club de Automovilistas del Sur de California (AAA) estima que 46.9 millones de estadounidenses (3.5 millones en el Sur de California) recorrerán 50 millas o más entre el 25 y el 29 de Noviembre de este año.

Los aeropuertos tampoco son una perita en dulce. AAA estima que 3.6 millones de estadounidenses subirán a un avión este fin de semana y esta semana el Departamento de Estado anunció una alerta de viaje mundial “debido al aumento de una amenaza terrorista” luego de los ataques en París.

Aparte de más revisiones en los aeropuertos, la alerta indica que “los ciudadanos estadounidenses deben estar vigilantes cuando estén en lugares públicos o utilicen transporte. Ponga atención a lo que le rodea y evite las congregaciones de personas o los lugares concurridos. Ejercite cuidado particular durante la temporada navideña y en festivales y eventos”.

Y para cuando se siente finalmente a comer la cena tradicional del Día de Acción de Gracias con sus seres queridos, una mala expresión puede generar todo tipo de problemas, resentimientos y hasta sentimientos de culpabilidad.

Todo esto significa que usted pudiera terminar más cansada de cuando empezó el fin de semana de descanso. Sin olvidar los gastos que realizó y la preocupación que le genera recibir la cuenta de la tarjeta de crédito más tarde.

RESPIRE

En una columna para el sitio web PsychologyToday, Karen Kleiman, una trabajadora social clínica recomienda hacer algunas cosas sumamente básicas, pero importantes para evitar sentirse abrumada, exhausta, culpable, molesta y hasta con ganas de llorar (sentimientos que a menudo aparecen en esta época del año para muchos de nosotros).

Primero, descanse y tome un respiro de vez en cuando. Apresurarse sólo le servirá hasta cierto punto.

Si tiene mucho que cocinar, delegue cosas para hacer y acepte la ayuda. Haga que sus hermanas, madre y otras personas le ayuden a preparar el festín. Haga que su esposo o pareja también le ayude.

No coma o beba demasiado. “Es divertido ver como las festividades pueden jugar con las tendencias de uno para practicar la adicción, abriendo una puerta que dice ‘¡Está bien. Disfruta! Y paga más tarde”, enfatiza Steven Sussman, un maestro de medicina preventiva y sicología en la Escuela de Medicina Keck de USC.

“La diversión en la temperada navideña puede ser algo difícil de obtener — desde meterse 5,000 calorías en la cena del Día de Acción de Gracias o la Navidad hasta beber demasiado o hacer algo que promete un alivio. El tiempo de calidad en familia puede ser acaparado con un maratón televisivo o algún otro medio electrónico”, agregó.

MUÉVASE

Una buena manera de mantener las calorías bajo control es utilizar un plato más pequeño, siempre y cuando no regrese por segundas porciones más de una vez. Coma despacio y saboree cada bocado. Y no se quede alrededor de la mesa de comida para evitar las tentaciones.

Además, tome una caminata después de la comida no solo para ayudarle a digerir la comida que consumió, pero también para relajarse. Comparte un juego de mesa con su familia, pero cuide de que no se vuelva demasiado competitivo. Agarre una tasa de café y siéntese y hable con sus seres queridos. Y apague su teléfono celular.

Lourdes Baezconde-Garbanati, directora del Centro para la Equidad de Salud de las Americas en la Escuela de Medicina Keck de USC, también enfatiza la necesidad de cuidar no solo lo que come usted, pero también lo que consumen sus hijos.

“Demasiadas galletas y cosas azucaradas pueden hacerles más hiperactivos, añadiendo al estrés que viene con la temporada. Mantenga fruta fresca cortada en la casa. Elimine la comida chatarra y sustituya eso por aperitivos saludables”, sugiere ella.

NO SE PASE DEL PRESUPUESTO

Si no puede evitar ir de compras, la mejor manera de prevenir gastar de más es establecer un presupuesto y no pasarse de el. Si importar lo que pase.

“Si planea ir a las tiendas en la madrugada después del Día de Acción de Gracias, vaya con un plan antes de salir de su casa”, dice Katie Bossler, consejera de finanzas personales para GreenPath Financial Wellness. “Date cuenta para quién está comprando, lo que quiere comprar y cuánto está dispuesta a gastar. A menudo compramos cosas porque son una buena oferta, pero realmente termina siendo una pérdida de dinero. No caiga presa de comprar más de lo que necesita, solo porque sea una buena oferta”.

Además, para no ir demasiado aprisa de una tienda a otra, delegue las compras. Busque ayuda de una amiga o un familiar para que pueda calendarizar sus compras. Una puede ir a una tienda mientras su compañera esté en otra.

NO ESTÁ SOLA

Esta época del año también puede ser dura para aquellos que estén solos. La depresión y sentirse cabizbajo es algo que puede ser muy común para alguien que esté alejado de sus padres, hijos y otros seres queridos.

“Es bueno para estos individuos hacer planes en avance: haz a un lado el orgullo y pide unirte a la familia de algún amigo. Cuando termine la temporada te darás cuenta que valió la pena”, sugiere Adam Leventhal, director del Laboratorio de Salud, Emoción y Adicción en la Escuela de Medicina Keck de USC.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]